Acerca de los “triunfitos” que cantan el Cumpleaños Feliz como si estuvieran en la OTI.

22 04 2009

Aparte de que la mayoría acaban estrellándose o con carreras musicales penosas, si algo caracteriza a todos los concursantes de Operación Triunfo es su horrible costumbre de convertir una canción tan simple como el “Cumpleaños Feliz” en un espantoso conjunto de gorgoritos y cambios de tonalidad absurdos que despiertan en mí instintos homicidas.

¿Por qué? ¿Por qué se empeñan en estar contínuamente demostrando que creen que saben cantar?
Analicemos a cada tipo de triunfito (de tipo más abundante a tipo menos abundante) con detenimiento para intentar comprenderlo… (tras el salto, claro)

A ver, ¿no se suponía que Rosa López (una chica que, por otro lado, no tiene ninguna maldad ni me cae exageradamente mal) era LA artista que triunfaría en la música de este país después de haber sido seleccionada en un riguroso casting de entre miles y miles de cantantes españoles y haber superado tres meses de evaluación contínua llevada a cabo por un grupo de profesores y expertos y por el propio público?. Sí, se suponía pero no fue así. Y al igual que le ocurrió a ella, muchos otros jóvenes henchidos de ilusión y con los ojos con brillito (y algunos vestidos de forma extravagante para que se sepa que tienen estilo propio) que llegaron a “OT” para hacer realidad “su sueño” acabaron sin triunfar… anunciando productos para adelgazar, entrando en otros reallities con la esperanza de recuperar la fama, presentando programas llama-llama de esos de buscar palabras que contengan la “A” y la “U”, cantando en geriátricos y verbenas de pueblo o cayendo directamente en el más absoluto, terrible, horroroso, depresivo y (en cierto modo) patético de los olvidos.

Sí hombre, ¿cómo se llamaba este chico?…

El problema es que la mayoría de ellos no lo acepta y, en el fondo, creen que la culpa de su falta de éxito se debe a algún tipo de conspiración judeo-masónica de la industria discográfica. Es por eso que intentan desesperadamente demostrar contínuamente que saben hacer gorgoritos con la voz. Aprovechan cualquier momento para hacer gala de sus habilidades vocales, probablemente pensando que tal vez algún productor musical esté escuchándoles en ese momento y decida darles una otra oportunidad para hacer despegar su carrera…

Pues no me suena ni su cara, oye…

Existe, también, otra clase de triunfito que canta el Cumpleaños Feliz “a lo guay”. Es el que yo, con todo el cariño y respeto del mundo (dios me libre), llamo el triunfito segundón.
El triunfito segundón es el que siempre ha estado a la sombra de otro triunfito. Al que siempre han comparado con uno que, o bien vende más (horribles) discos que él o bien está en una mejor posición dentro del inframundo del fracaso.
Cuando en Youtube encontréis comentarios de “fans” en los que dicen que X triunfito es mejor que Y triunfito, es que se ha creado una rivalidad entre ambos dentro de la “short list” de referentes musicales del, casi siempre cultivado y buen conocedor de las normas ortográficas de la lengua, público de OT.
El triunfito segundón luchará con uñas y dientes para hacernos ver que es mejor que su contrincante… tratando de cantar de forma superguay hasta el Cumpleaños Feliz.

¿Eres de Busta o de Bisbal?

Y finalmente  llegamos al tipo más raro de triunfito: el que ha conseguido una carrera discográfica a pesar de que su música sea un auténtico silo de estiércol.
Los componentes de este reducido y exclusivo estamento operaciontriunfenil también cantan el Cumpleaños Feliz “con mucho sentimiento”. Y su motivación no es ni la de demostrar que el mundo cometió un error al olvidarlos ni la de convencer de que son mejores que su competidor directo en las carpetas de las adolescentes. Ellos lo hacen porque creen en sí mismos. Están seguros de que son unos artistas fabulosos y no tienen ninguna duda de que, cada vez que abren la boca para entonar una nota musical, consiguen estremecer a la Humanidad entera con su prodigiosa voz… De este modo llegan a la siguiente conclusión: “si flipan con una nota musical, los voy a dejar muertos haciendo cambios de tonalidad al cantar el Cumpleaños Feliz”.

Para terminar quiero decir que posiblemente muchos, tras leer esta entrada, acabaréis por concluir que la mayoría de los triunfitos son fracasados, envidiosos o creídos oligofrénicos… Pero eso no es lo que dice este artículo. Es una idea que se os ha venido a la cabeza sin que yo haya tenido nada que ver. En serio.

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

22 04 2009
calicobolico

Rosaaaaaaaaaa para ya que hace muy buen tiempo…

22 04 2009
Sil

Si es que cada día hay más triunfitos, se reproducen como las setas cuando llueve. Y ahora empieza otro OT, ¿lo resistiremos?

22 04 2009
pepe

Lo que no entiendo, es que teniendo la red, cómo hay gente que ve televisión.

Con lo que reseca el cerebro…. la televisión

22 04 2009
Lalaith

Cada vez que veo a algún triunfito u otro cantante cantando el “cumpleaños feliz” con gorgoritos innecesarios incluidos, pienso lo mismo, que a qué viene tanta chorrada.

22 04 2009
Rossana

El mundo, que se ha vuelto amarillo ^^

23 04 2009
David

Bueno, bueno, bueno, menudo análisis de la calidad de estos “PEDAZODEARTISTAS” a través de una canción tan simple. Muy bueno!

12 06 2009
c

Rosa es una gorda venida a más.Ganó en su día por eso, para que todo el mundo viera que la grasa no es incompatible con el éxito, algo en definitiva políticamente correcto . Además tiene pinta de lesbiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: